Razón No. 1

El abogado adquiere durante su formación una gran cantidad de conocimientos jurídicos y de cultura general, que le facilitan la comprensión de la realidad social y política de Colombia y el mundo.

Razón No. 2

El profesional del derecho tiene una amplitud de opciones de trabajo que le permiten vincularse con facilidad al campo laboral, ya sea en forma tanto dependiente como independiente.

Razón No. 3

El abogado es un medio para acceder a la justicia formal a través de cada una de las herramientas judiciales que brinda la Ley.

Razón No. 4

El abogado es actor de la transformación social del país, en búsqueda de un mejor futuro para todos.

Razón No. 5

En un mundo que avanza con rapidez, es importante el conocimiento de las normas vigentes, con el fin de evitar que en ese afán de evolución se transgredan derechos ajenos y los derechos humanos; por eso, deberá ser ese profesional que proteja los derechos y evite su transgresión, en aras del desarrollo.  

Razón No. 6

El abogado de la Universidad de Ibagué obtendrá una formación integral, que le permitirá actuar siempre con fundamentos éticos.

Razón No. 7

El profesional del derecho en el siglo XXI es conciliador y busca siempre la solución pacífica de las controversias de las personas, con lo que contribuye con la paz de Colombia.

Razón No. 8

La activa participación de egresados del Programa en las actividades de Paz y Región ha permitido puntualmente que los estudiantes desarrollen la capacidad de fortalecer áreas de servicio, formulación de proyectos y estudios sectoriales y sociales. 

Razón No. 9

Los estudiantes encuentran en el programa la posibilidad de dar apoyo académico y participar con el acompañamiento de profesores, en proyectos de índole regional, en los que el estudiante relaciona teoría y práctica.

Razón No. 10

Nuestra fortaleza va más allá de la infraestructura, pues los estudiantes disfrutan del campus universitario más grande de la ciudad; además, se resalta el desarrollo de valores para el cambio, el trabajo grupal, el liderazgo, la creatividad, la productividad y el gusto por la lectura y la escritura.